Pelotazo sin avisar

16 11 2010

¿Recuerdan cuando estaban en el colegio? Seguro que a más de uno de los “cienes y cienes” de lectores que tengo le pegaron un pelotazo sin querer y, lo que es mas grave, sin posibilidad de reacción; o lo que es lo mismo, sin previo aviso.

Es una sensación desagradable: en primer lugar, por lo violento del impacto. En segundo lugar, por lo agresivo de lo súbito. Y para terminar porque, encima de todo, uno se queda con la sensación de haber pasado por el sitio equivocado en el momento equivocado, pero con las impresión de que sin comerlo ni beberlo todos piensan que la culpa es tuya por ello.

En fin, así estoy yo en este momento.

Anuncios